Tradición familiar

Aceites Noguero

Aceites Noguero es una empresa familiar ubicada en Barbastro, provincia de Huesca, dedicada a la elaboración, envasado y venta de aceite de Oliva Virgen Extra.

Sin renunciar a sus raíces, esta empresa ha sabido adaptarse a las nuevas tecnologías y ya en su cuarta generación, continuar con la transmisión de un patrimonio natural y cultural que corre por sus venas en forma de Aceite de Oliva.

En 1931, Aceites Noguero comienza su andadura en la producción de Aceite de Oliva. Fue entonces cuando Ángel Noguero Pardina cambió su residencia desde Saravillo,

 un pequeño pueblo en los Pirineos, a Barbastro y compró el antiguo molino del pueblo comenzando una actividad que ha pasado de generación en generación llegando hasta nuestros días.

El Sr. Noguero empezó su actividad modernizando las instalaciones, estableciendo así el punto central de la filosofía de la empresa que es seguir la tradición pero incorporando los más recientes avances en búsqueda siempre de la mejor calidad.

En 1954, Aceites Noguero empieza a envasar su propio aceite y es entonces cuando adopta la marca Somontano, el nombre de la comarca donde se ubica, una tierra generosa, como así lo atestiguan entre otros, la rica calidad de cultivos como el olivo.

Como resultado del continuo crecimiento de la compañía fue necesario aumentar la capacidad de producción, así en 1976 la fábrica fue trasladada a una nueva ubicación en un área industrial próxima a Barbastro, incorporándose nuevas prensas hidráulicas a la almazara.

En los años 80 el proceso de fabricación cambia completamente y se incorpora un nuevo sistema de extracción por centrifugación. Una vez más, conseguir la mayor calidad sigue siendo la meta fundamental de todas las mejoras.

Algunos años después, en 1992Aceites Noguero construye un nuevo almacén y comienza la distribución de otros productos de la Comarca del Somontano con su departamento Noguero Distribución, como la miel, embutidos, vinos y licores.

Hoy en día Aceites Noguero es una de las almazaras más importantes de la provincia de Huesca, molturando aceitunas tanto de los olivares propios como de 2000 agricultores de toda la provincia de Huesca, que venden sus olivas o que mediante el antiquísimo sistema de la maquila, las traen para la molienda y obtienen así su propio aceite.

Nuestro aceite

En Aceites Noguero sabemos que lo más importante para obtener un buen Aceite de Oliva Virgen es tener una buena materia prima y para ello contamos con diversos factores que definen el carácter de nuestro producto:

Las características del suelo de la comarca Somontano, su localización y clima, caracterizado por una gran diferencia de temperaturas entre el invierno y el verano, entre el día y la noche.

La localización de los olivares en una zona de gran tradición, árboles centenarios nos proveen de las mejores olivas.

La selección de los olivares según las variedades típicas de la Comarca.

El control de los olivares durante todo el año.

La determinación de la cosecha en la fecha más adecuada según el año de producción:

Disponemos de las mejores variedades para producir nuestros aceites, por ello producimos aceites Mono Varietales, sabedores de que cada aceituna merece un tratamiento diferenciador. La campaña de las olivas se inicia por las variedades más tempranas.

La Blancal es la primera, le siguen la Royeta, ambas autóctonas, y que por ello no se encuentran fuera de la comarca. A continuación el Empeltre, clásica en Barbastro, conocida como “Injerto”. Dos variedades foráneas, escogidas por la familia entre las mejores del mundo: Picudo y Frantoio serán las que se recolecten luego, para que a mediados de Noviembre, se continúe con la recogida de la Arbequina. La última será la variedad Verdeña, típica de la zona Norte de la comarca del Somontano.

La verificación de la producción para seleccionar el aceite según  los más exigentes criterios de calidad.

Utilización de procedimientos mecánicos únicamente, que no producen alteración en las características organolépticas del aceite; el gusto, el aroma y características del fruto del cual se extrae el aceite se mantienen intactos.

botellas-lote-noguero-somontano

Nuestros productos

 Aceite de Oliva Virgen Extra

Arbequina, Empeltre y Verdeña, son las variedades de las que se obtiene el fruto para elaborar el aceite de oliva virgen extra «Somontano».

Un zumo con unas tonalidades que juegan con los verdes y amarillentos, de aspecto denso pero limpio y con un sabor dulce y afrutado especial.

Está especialmente indicado para tomar en crudo con verduras de verano y para las vinagretas en las ensaladas. También resulta muy adecuado para la preparación de emulsiones, salsas y repostería.

Monovarietales

ARBEQUINA
El Aceite de Oliva Virgen Extra “Somontano Arbequina” es un aceite con un gran potencial aromático y finura, sus marcadas notas frutales unidas a una gran frescura dejan una sensación muy agradable tanto en boca como en nariz.

Es un aceite muy versátil y se combina muy bien con alimentos de sabor definido pero no extremado, es perfecto para tomar en crudo con verduras y ensaladas, para aderezar carnes, como un pollo a la plancha o un buen chuletón de ternera, o para rociar sobre un cocido o unas legumbres.

EMPELTRE
El “Somontano Empeltre”, de textura ligera y fluida, es un aceite de sabor dulce y aromas suaves afrutados que recuerdan al propio fruto del olivo, con destellos de almendra y manzana.

Es un aceite muy agradable en boca, ideal para combinar con alimentos con sabor ligero, delicado o dulce: vegetales como los calabacines o los guisantes, pescados blancos a la plancha o al vapor, además de para preparar salsas, emulsiones o repostería. Sería el aceite adecuado para tomar en solitario como alimento medicinal.

VERDEÑA
El “Somontano Verdeña”, típico de nuestra tierra, se caracteriza por ser un aceite de gran intensidad, con mucho cuerpo y sabor, a la vez que por poseer un gran contenido aromático de intensos toques herbáceos. Sus tonos afrutados en nariz dejan paso a un sabor agradable en boca, denso y armonioso con un ligero amargor y agradables sensaciones frutadas.

Este aceite, a pesar de su intensidad aromática, no quita protagonismo a los alimentos que acompaña si no que los realza y potencia. Se combina perfectamente con setas, verduras como el brécol o las alcachofas, pescados como el bacalao o el salmón y carnes como la ternera o el conejo.

BLANCAL
El “Somontano Blancal”, variedad exclusiva de la Comarca Somontano, nos ofrece un aceite equilibrado con un sabor y aroma muy intenso, que recuerda al de la hierba recién cortada, combinado con multitud de destellos frutales, además es un aceite dulce y suave con el puntito justo de amargor.

Este exquisito aceite se puede combinar con todo tipo de alimentos, pero es en crudo cuando nos ofrece todo su potencial, en el desayuno o la merienda sobre el pan tostado, aderezando pastas y arroces, acompañando ensaladas o vegetales, o rociado sobre carnes y pescados.

ROYETA
El “Somontano Royeta” es obtenido de una variedad propia de Asque, uno de los pueblos más pequeños del Somontano. Nuestra familia, conocedora de esta variedad y de sus propiedades, la ha cultivado en sus propias tierras, buscando un aceite diferente y especial. Las primeras cosechas no han podido ser más halagüeñas, estamos ante un gran aceite que nos ha dado ya magnificas sensaciones, tan particular que solo la familia Noguero puede ofrecerlo.

Su aspecto tiene tintes verdosos, y en boca resulta de un intenso frutado verde. Se destacan los aromas a almendra verde y hierba. Toques frutales a manzana y plátano, junto con recuerdos a higuera y tomate. Su amargor y un picante ligero hacen de este aceite un exquisito zumo muy especial.

PICUDO
Nuestro “Somontano Picudo” se obtuvo por primera vez de la cosecha de 2017. Esta variedad de aceituna, muy apreciada en otras regiones, se adapta perfectamente a los suelos del Somontano y produce frutos de color negro, de gran tamaño y de forma elíptica con un ápice apuntado que da el nombre a la variedad.

El aceite obtenido presenta un color amarillo verdoso. En boca resulta ligero, con un frutado maduro con olores y sabores que recuerdan al plátano y a la manzana maduros. Se trata de un aceite que equilibra el suave frutado con un amargo ligero, complementados por la intensidad de su picor que va subiendo poco a poco.

FRANTOIO
“Somontano Frantoio” es la última creación de Aceites Noguero. Se trata de una variedad procedente de la Toscana, poco extendida en nuestro país pero con un buen arraigo en el Somontano. Su nombre: Frantoio se traduce en español como almazara, lo cual nos muestra su apreciado valor en la producción de aceites.

De esta aceituna de forma ovalada, semejante a una gota y de tamaño medio, se obtienen aceites de color amarillo dorado. Entre los muchos matices que se pueden distinguir en este zumo, cabe destacar el sabor a plátano, que contrasta con el de hoja verde y se completa con la manzana y un ligero sabor a tomate. Es un aceite con amargor apreciable y picor intenso que se hace notar y le proporciona cuerpo.

Distribución

Desde los años sesenta Aceites Noguero decidió repartir directamente su aceite de oliva, ante la crisis de los almacenes de distribución. A principios de los noventa amplió la gama a toda clase de productos de alimentación y limpieza, ofreciendo así a sus clientes un servicio que venían reclamando.
La filosofía de la empresa en este aspecto, es la misma que ha seguido a lo largo de su historia: dar un servicio puntual y de calidad a sus clientes.

Aceites Noguero distribuye al por mayor productos de alimentación, por las provincias de Huesca, Lérida y Zaragoza. Sus clientes abarcan hostelería, comercio minorista, grandes superficies y exportación.

Ir arriba