MONOVARIETAL ARBEQUINA NOGUERO SOMONTANO

Aceites Noguero viene apostando desde hace años por los aceites mono varietales. En ellos se pueden apreciar las notas diferenciadoras del tipo de aceituna con el que se elaboran y permiten combinar sus aromas con las elaboraciones culinarias con las que queramos maridarlos. Hoy os hablaremos de nuestro Monovarietal Arbequina Noguero Somontano que ya tenemos listo para degustar en esta campaña 2019.

Origen

La aceituna Arbequina es originaria de Palestina y fue introducida en España por el Duque de Medinaceli, barón de Arbeca. El Duque residía en esta población de Lérida y de ahí tomó su nombre. Hoy en día representa más de la mitad de las plantaciones de olivos en España gracias a su buena adaptación a los diferentes climas y a los diferentes tipos de suelos.

El aceite

La variedad Arbequina a pesar de ser peculiarmente pequeña, posee la cualidad de tener un rendimiento graso extraordinario, que excede un poco más del 20 %, convirtiéndola en una variedad cuyo porcentaje de extracción de aceite se sitúa en un nivel superior, en comparación con otras olivas.

Los aceites de Arbequina, al ser aceites de oliva muy frescos, con un alto contenido en ácido linoleico y, por supuesto, ácido oleico, son algo más delicados que los de otras variedades frente a la oxidación y conviene almacenarlos en la oscuridad y a bajas temperaturas.

Aceites Noguero Somontano comercializa esta variedad en formato de cristal de 250 ml. y 500 ml. y en formato Pet de 1L, 2 L y 5L. en envases que lo protegen de la luz y ayudan a su óptima conservación.

En la cocina

Hoy en día el aceite de Arbequina es considerado uno de los más exquisitos debido a sus notas frutales marcadas y su poco acentuado amargor y picante, lo que deja una sensación dulce muy al gusto de paladares menos acostumbrados al consumo de aceite de oliva.

Cremas y sopas frías: Elaboraciones como el salmorejo, el gazpacho y las cremas de verduras encuentran en el aceite Arbequina Noguero Somontano la mejor opción para dar el toque justo de aceite sin restar el sabor de los demás ingredientes.

Salsas crudas: Especialmente apropiado en el alioli, pero el aceite de oliva arbequina Noguero Somontano también tiene mucho que decir en vinagretas, a las que aportará frescor y un sutil contrapunto.

Repostería: Se trata de un aceite muy adecuado para la repostería. Su toque de dulzor y la ausencia de lo amargo lo convierten en perfecto para recetas dulces como flanes y budines.

Una merienda tradicional como es el pan con aceite y chocolate, resulta aún más deliciosa con Aceite de Arbequina Noguero Somontano.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba