Aceites de Oliva Aromatizados

Los aceites aromatizados son aceites de oliva virgen extra a los que se agregan aromatizantes de diferentes tipos, sobre todo hierbas y especias. Tan sencillo como ponerlo todo dentro a una botella de vidrio que luego se llena con el aceite  de oliva virgen extra, y se deja reposar como mínimo por dos semanas. Cuanto más tiempo reposan, más intenso será el sabor. Si los aromas utilizados se rompen dejando impurezas en el aceite, lo indicado es filtrarlo antes de usarlo; si en cambio los aromas están íntegros, se pueden dejar dentro de la botella.

Aceite de romero y ajo. Es el aceite perfecto para los amantes de la carne, especialmente a la hora de cocinar conejo o cordero. Simplemente añade dos ramas de romero en un bote de cristal y dos dientes de ajo, añade aceite de oliva virgen extra Somontano, tapa el recipiente y mezcla los ingredientes. Recuerda remover los ingredientes cada pocos días para que el aceite absorba el aroma de forma uniforme.

Aceite picante. Es un aceite muy versátil que combina a la perfección con pasta, pizzas, pescados, carnes o pan tostado. En un bote de cristal transparente echa 6 o 7 cayenas, 3 o 4 dientes de ajo, unas bolitas de pimienta y una hora de laurel. Después añade 250ml de aceite de oliva virgen extra Somontano. Para obtener una roma más intenso puedes cortar los ajos o añadir más cantidad de cayenas.

Aceite de limón,  El aroma cítrico realza el sabor de ensaladas, verduras al vapor o pescados. Si eres un amante del salmón, te recomendamos que optes por preparar un aceite de naranja. Para preparar aceite de oliva de cítricos sólo es necesario dejar reposar durante un mes la cáscara de la fruta elegida en aceite de oliva virgen extra Somontano.

Aceite a la albahaca. Esta planta aromática es de las más usadas en la cocina italiana ya que realza el sabor de las salsas, especialmente de las de tomate. El aceite de albahaca es excelente no sólo para aliñar ensaladas, también realza el sabor del pan tostado, del jamón ibérico o quesos como el rulo de cabra o el queso fresco. Para preparar este aceite sólo  se necesitan unos 15gr de albahaca fresca, perfectamente limpia y seca. La colocamos en un tarro de cristal hermético y añadimos 250ml de aceite de oliva virgen extra Somontano.

Aceite de tomillo. Esta hierba silvestre es imprescindible para preparar carnes asadas. Se puede usar para aderezar tanto carnes rojas como de ave a la plancha o a la parrilla y, al igual que el aceite de albahaca, también combina a la perfección con salsas de tomate. Igual que con el aceite de romero, sólo necesitas dos ramas de tomillo para hacer el macerado y 250 ml de aceite de oliva virgen extra Somontano.  

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba